Estás en: ›› ›› ¡Upa Chalupa! Cuatro años viajando de Alaska a la Patagonia con aceite reciclado

¡Upa Chalupa! Cuatro años viajando de Alaska a la Patagonia con aceite reciclado

Upa Chalupa Chile
Lago Tamango y Cerro Castillo (Patagonia Coyhaique Chile)

Hace dos años en este mismo espacio hablamos de Upa Chalupa!, la aventura de Carola Teixidó y Víctor Millán, una pareja de diseñadores chilenos, que recorrían el continente americano de Alaska a la Patagonia utilizando aceite de cocina como combustible para su camioneta.

Partieron de la Columbia canadiense y han acabado en Ushuaia, el periplo norte a sur de Upa Chalupa! ha durado 3 años y 8 meses. Durante este tiempo Carola y Vic recorrieron 70.000 km, visitaron 16 países y consumieron 8.900 litros de aceite de fritura. Los kilómetros recorridos por Carola y Víctor usando aceite reciclado han evitado la emisión a la atmósfera de 25 toneladas de gases de efecto invernadero, el equivalente a reciclar 75.000 botellas de vidrio.

Dicen que la conexión con la naturaleza les ha permitido conectar con ellos mismos. Ahora que ha finalizado su viaje y asentados en la Región de Aysén, en la Patagonia chilena, hablamos con ellos para que nos cuenten lo que supuso la experiencia Upa Chalupa!

 

Tuvisteis que adaptar vuestra camioneta para que pudiera funcionar con aceite vegetal como combustible. Pero, ¿os resultó sencillo abasteceros de aceite reciclado durante el viaje?

Cada país por el que pasamos era distinto: en Canadá fue muy fácil conseguir aceite porque allá los restaurantes tienen que pagar a una compañía para que se lo retire, entonces cuando nosotros lo pedíamos, ellos felices nos entregaban lo que tenían. En Estados Unidos, en cambio, fue muy difícil ya que existen empresas que compran el aceite usado directamente a los restaurantes.

En Latinoamérica el aceite se junta con la basura normal, así que cuando íbamos a pedir aceite no tenían nada o tenían menos de 1 litro. Viendo esto, decidimos adelantarnos y contactar a los restaurantes antes de llegar a la ciudad o pueblo. Les escribíamos por Facebook o un correo electrónico con 2 o 3 semanas de anticipación y así cuando llegábamos, íbamos directo a retirar. Durante nuestra travesía usamos 8.906 litros de aceite vegetal que nos permitieron recorrer 44.544 kilometros.

Upa Chalupa aceite reciclado
Carola con una buena cantidad de aceite reciclado

¿Cómo se financian cuatro años de ruta?

El primer año (2013-2014) lo financiamos con ahorros que juntamos trabajando un año en Canadá con la Working Holiday Visa. Y del 2014 al 2017 fuimos trabajando en la ruta. Los dos somos diseñadores gráficos y ofrecimos nuestro trabajo a través de nuestra página de Facebook y nuestro blog y así fueron saliendo trabajos para distintas partes del mundo, principalmente diseño de sitios web y logotipos.

 

¿Qué lugares os sorprendieron más y qué experiencias destacaríais?

Una experiencia maravillosa fue ver las auroras boreales en Canadá. Tuvimos la suerte de verlas en tres oportunidades y es una sensación difícil de explicar… es mágico. Lugares sorprendentes son demasiados, tenemos un continente maravilloso. Podemos destacar la Dempster Highway en Canadá, los Parques Nacionales Zion, Yosemite y Gran Cañón de Estados Unidos, la Huasteca Potosina en México, el Parque Nacional Mochima en Venezuela, el pueblo colonial de Barichara en Colombia, la Araucanía Chilena y la Región de Aysén en nuestro país que nos enamoró a tal punto que hemos decidido establecernos aquí, específicamente en Villa Cerro Castillo.

 

¿Qué dificultades encontrasteis por el camino?

En algunas ocasiones fue difícil encontrar aceite o el aceite que nos daban tenía mucha grasa o agua y no lo podíamos usar y tuvimos que usar diésel. También hubo un par de veces en que se nos estaba acabando el dinero, pero rápidamente nos salía algún proyecto. O también las fallas mecánicas de nuestra camioneta, pero nada que Víctor no haya podido solucionar. En realidad no lo vemos como grandes dificultades, ya que siempre existía una alternativa o una solución.

 

Upa Chalupa Ushuaia

¿Tenéis en mente otro viaje?

A corto plazo, no. Ahora estamos enfocados en instalarnos en Aysén. Pero para algunos años más nos encantaría recorrer otros continentes, ¡quizás Africa!

 

¿El mayor aprendizaje de la travesía?

Que mientras más nos simplificamos, más felices somos. Necesitamos cada vez menos cosas y disfrutamos de los detalles de la vida. Estamos más conectados con la naturaleza, con las personas y por lo tanto con nosotros mismos.

 

Puedes mantenerte informado de Upa Chalupa en su blog personal, twitter o Facebook.

Todas las fotos de este artículo son propiedad de Carola y Víctor.
Mostrar comentarios (0)