Estás en: ›› ›› Acuerdo histórico en la Cumbre del Clima de París

Acuerdo histórico en la Cumbre del Clima de París

 



13 días, ese es el tiempo que han necesitado las 196 delegaciones reunidas, 195 estados y la Unión Europea, en la Cumbre de París COP21 para llegar a un acuerdo contra el cambio climático. El texto final, presentado la mañana del sábado 12 de diciembre por el Ministro francés de Exteriores Laurent Fabius, fue aprobado de forma unánime por todos los miembros del plenario, en lo que ya se considera un acuerdo histórico.

Poco antes de las 8 de la tarde, Laurent Fabius, el verdadero artífice de la llegada a buen puerto de las negociaciones, certificó con un golpe de mazo el acuerdo y el fin de la COP21, ante la ausencia total de objeciones por parte de las delegaciones reunidas. El acuerdo, jurídicamente vinculante, deberá ser ratificado por todos los países durante el 2016 y entrará en vigor el año 2020.

Puntos clave del acuerdo

El acuerdo de París tiene cuatro elementos clave:

 

    1. Calentamiento global

      La temperatura media del planeta se ha incrementado en 1ºC en los últimos 150 años. El objetivo a largo plazo del acuerdo de París establece que no se debe sobrepasar la barrera de los 2ºC a fin de siglo, y se “deben hacer esfuerzos” para mantenerla por debajo de los 1,5ºC. 

    2. Emisiones a la atmósfera

      Los países deben definir sus propios objetivos de reducción de los gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento terrestre. Estos objetivos serán objeto de revisión cada cinco años. A partir del 2050, las emisiones de gases causadas por el ser humano serán inferiores a las que puedan absorber bosques y océanos. 

    3. Carácter vinculante

      El acuerdo será vinculante pero no los objetivos de reducción de emisiones de cada país, lo que se interpreta como un guiño a los Estados Unidos, segundo mayor emisor mundial tras China. No obstante, cada Estado debe poner en marcha todos los medios necesarios para cumplir con los objetivos fijados. Se establece también una política de “transparencia” que incentive que los países consigan los objetivos marcados. 

    4. Apoyo económico

      Los países ricos tienen la obligación de financiar acciones que ayuden a la reducción de las emisiones y a la adaptación al cambio climático de los países en vías de desarrollo. A partir del 2020 se movilizarán más de 100.000 millones de dólares a tal efecto. Además, se creará un organismo internacional dedicado a las “pérdidas y daños” ocasionados por el calentamiento global en los países más pobres.

 

 

 

“Cuando los historiadores miren este día, dirán que la cooperación global para un futuro seguro frente al cambio climático tuvo su punto de inflexión aquí en París. Hoy podemos mirar a los ojos de nuestros hijos y nietos para decirles que por fin estamos todos unidos con el objetivo de garantizar un mundo más habitable y con oportunidades para todos”.

Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas.

 

Mostrar comentarios (0)