Estás en: ›› ›› Medioambiente y economía circular

Medioambiente y economía circular

Desde 1986, Global Foodprint Network y WWF calculan el límite anual de recursos naturales que deberíamos consumir si hiciéramos un uso sostenible de los activos del planeta. En 2017 habíamos consumido el total de los recursos de la Tierra en julio. En siete meses, se había emitido más carbono del que los océanos y los bosques pueden absorber en un año. Las cifras constatan que cada año sobrevivimos a crédito y aumentamos nuestra deuda con las generaciones futuras. Sin embargo, todavía estamos a tiempo de cambiar el curso de las cosas.


En diciembre de 2015 todas las miradas estaban puestas en la COP 21 de París, considerada la cita definitiva en la lucha contra el cambio climático. El resultado del encuentro se concretó en un gran acuerdo universal sobre el cambio climático, que ratificaron 100 países.

¿El principal objetivo?: limitar el aumento de la temperatura global a menos de 1,5º C hasta final del siglo XXI. Para conseguirlo, administraciones, ciudadanos, sector privado y otros agentes debemos asumir nuestra responsabilidad para lograrlo. Es la parte que nos toca.

Imagen4

De la obligación a la oportunidad

Alineada con el enfoque de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2015, que abordan los 17 grandes retos para el desarrollo mundial, la nueva perspectiva pasa por contemplar la lucha contra el cambio climático no solo como una obligación sino como una oportunidad.

Esta reorientación de las prioridades conecta con el concepto de economía circular: un esquema que promueve la generación de riqueza y creación de empleo a partir de modelos productivos que racionalizan el consumo de recursos naturales y materias primas.

Reciclar envases de vidrio y proteger el medioambiente

El concepto de economía circular es, precisamente, el que Ecovidrio promueve desde hace 20 años. Entre todos hemos construido un sistema eficaz y eficiente capaz de convertir los residuos de envases de vidrio en nuevos envases infinitas veces y, en paralelo, generar actividad económica y crear 8.000 empleos. Un sistema que reduce la utilización de materias primas, las emisiones de CO 2 y el consumo de energía.

Hoy, para disponer de los recursos naturales para cubrir nuestras crecientes tasas de población y consumo, necesitaríamos 1,7 planetas

La generación de nuevos envases a partir de material reciclado disminuye las emisiones de CO2 a la atmósfera en el proceso de fabricación, debido a que se necesita menos temperatura de fusión del calcín. El mismo proceso permite el ahorro de energía en el proceso de producción. Además, evita la extracción de materias primas de la naturaleza (evitando la consiguiente erosión del entorno), ahorrar energía y, muy importante y muy urgente, evitar que los vertederos sigan creciendo descontroladamente.

Durante dos décadas de actividad, y con la colaboración de ciudadanos y administraciones, hemos reciclado más de 11 millones de toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor y gracias a la colaboración de ciudadanos y administraciones hemos logrado:

Inf_02_001

Sostenibilidad desde el origen

La gestión medioambiental eficiente no debe centrarse únicamente en modificar conductas para crear hábitos responsables, también debe actuar sobre el proceso para desarrollar productos sostenibles. Esta fue la premisa que motivó a Ecovidrio a apostar por la prevención, fomentando la sostenibilidad desde el origen al reducir el impacto de los envases desde su fase de diseño, ahorrando materias primas, energía y CO2 .

Ya en 1999, lanzamos nuestro primer Plan de Prevención al que se adhirieron 164 empresas. Este plan fijaba los objetivos de prevención y establecía las medidas para alcanzarlos.

Desde entonces, desarrollamos Planes Empresariales de Prevención trienales en colaboración con las compañías envasadoras con el fin de reducir el peso de los envases, incorporar material reciclado en los envases y embalajes, entre otras actuaciones. Como resultado de estos planes, las compañías envasadoras han desarrollado mas de 6.000 medidas de prevención y han logrado reducir un 10% el peso de los envases de vidrio.

Para continuar haciendo del ecodiseño una vía hacia el desarrollo sostenible es necesario que exista una responsabilidad compartida, que el esfuerzo de los envasadores se una al de los consumidores y que las administraciones faciliten los mecanismos necesarios para conseguirlos. Nuestro futuro es circular.

 

Inf_02_002

 

Mostrar comentarios (0)