Estás en: ›› ›› Beneficios del vidrio: 7 curiosidades que desconocías
Laura-Garcia-Colaboradora-Ecovidrio

Laura García

Subdirectora técnica de operaciones de Ecovidrio

Como responsable del departamento técnico de Ecovidrio, lidera el área de I+D, los planes de tratamiento, contenerización y gestión de la recogida de los envases de vidrio. Laura cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector de los residuos. Es Licenciada en Ciencias Ambientales y Máster MBA. Su mayor motivación es trabajar por un planeta más sostenible.

Beneficios del vidrio: 7 curiosidades que desconocías

¿Sabías que el uso de envases de vidrio se remonta al antiguo Egipto? ¿Y que su composición es distinta a la del cristal? ¿Sabes lo que significa que es un material inerte? En este artículo repasamos las bondades del vidrio, algo de su historia y, como no, los beneficios de reciclar los envases de vidrio.

 

1. Un poco de historia: el vidrio es un material cuyo uso ha sido asociado desde hace miles de años al desarrollo del ser humano. Se han encontrado ejemplos en Mesopotamia hace unos 5.000 a. C. como revestimiento de objetos de cerámica, y ya como envases, (pequeñas vasijas) en Egipto, 2.000 a.C. En este artículo repasamos la historia en profundidad.

 

2. Versatilidad de sus aplicaciones: las ventajas del vidrio han hecho que sea conocido, por tanto, desde la Antigüedad, y es también un elemento esencial en el desarrollo del conocimiento científico y en el avance de las civilizaciones. El vidrio óptico, por ejemplo, es base de los telescopios y del avance de la astronomía, también un elemento clave para el desarrollo de la navegación. El vidrio ha sido usado en multitud de aplicaciones y supuesto avances muy importantes en tecnología láser, energía solar, telecomunicaciones, biomedicina o astrofísica.

Por otro lado, las vidrieras góticas y los modernos edificios de vidrio actuales son un ejemplo de su influencia en el arte y la arquitectura.  

Probablemente, uno de los usos más extendidos del vidrio es su aplicación como envase. Botellas o frascos de vidrio, que permiten desde hace miles de años la conservación de bebidas y alimentos.

 

bondades-del-vidrio-tarros

Frascos de vidrio – Fotografía de Freepik

 

3. Infinitas vidas, infinitas veces: La utilización de vidrio reciclado, casco de vidrio o calcín, como materia prima para la fabricación, es una actividad que se lleva realizando desde los inicios mismos de su fabricación, particularmente en el sector de envases.

La ventaja principal del vidrio es que sus componentes son arenas naturales que forman un material totalmente reciclable y no hay límite en la cantidad de veces que puede ser reprocesado. Además, no pierde calidad durante el proceso de reciclado. Reciclar es una actividad tan antigua como la propia historia.

 

4. No hay planeta B: el calentamiento global o la sobreexplotación de los recursos son algunos de los grandes desafíos ambientales del momento. El cuidado del medioambiente es, sin duda, uno de los beneficios del vidrio más importantes.

En este contexto el reciclaje de envases de vidrio juega un papel esencial para frenar los efectos del cambio climático y proteger los recursos naturales. Cada vez que reciclamos un envase de vidrio damos vida a otro exactamente igual y logramos:

  • Evitar extraer de la naturaleza arena, sosa y caliza, lo que nos ayuda a conservar los recursos.
  • Ahorrar energía ya que la temperatura necesaria para fundir el casco de vidrio reciclado o calcín, es menor a la exigida para fundir materia prima.
  • Evitamos emisiones de CO2, el vidrio reciclado requiere un 20% menos de energía en su proceso de fabricación, debido al ahorro de combustible. Además, emite menos CO2 porque no se produce el proceso químico de disociación de materias primas carbonatadas en el horno, que sí tiene lugar cuando el origen es la materia prima.
  • Reduce los residuos generados: evita que estos recursos acaben en el vertedero convertidos en desechos y contaminando el entorno.

 

Beneficios-del-vidrio-No-hay-planeta-B-ECOVIDRIO

Fotografía de Freepik

 

5. Las cosas no son lo que parecen: aunque el material de los envases de vidrio puede parecerse a los objetos de cristal o a las bombillas y fluorescentes, estos no tienen la misma composición y – por tanto- no se reciclan igual.

En el contenedor verde solo depositaremos botellas, tarros y frascos. Mientras que otros objetos como las bombillas se pueden depositar en el punto limpio o localizar un punto de recogida cercano con la ayuda de Ambilamp.

Si quieres saber más sobre qué va en el contenedor verde y qué no, te puede resultar interesante leer “mitos sobre el reciclaje: el vidrio no es cristal” 

 

6. Inerte por dentro y por fuera: otra ventaja muy característica del vidrio es que es inerte en su totalidad, esto quiere decir que su composición hace que sea químicamente estable y no contamina su contenido (bebidas, medicamentos o alimentos…)

Asimismo, este tipo de envases tampoco reacciona física o químicamente con el entorno. Aunque esta sea una de sus propiedades, un envase de vidrio nunca debe abandonarse y siempre ha de depositarse en el contenedor verde para su reciclado.

Debido a sus propiedades inertes, el vidrio es reutilizado en numerosas ocasiones cuando se emplea en hostelería, la reutilización es una buena práctica medioambiental también y es totalmente compatible con el envase de vidrio.

 

7. 20 añazos reciclando envases de vidrio: el envase de vidrio es por tanto un envase con pasado, presente y futuro, asociado a la sostenibilidad, el medio ambiente y la calidad. Cada vez somos más sensibles por el futuro de nuestro planeta. Actualmente en España, la tasa de reciclado de envases de vidrio se sitúa en el 73% según la estimación de Ecovidrio para 2017. Si echamos la vista atrás, en los últimos 20 años hemos duplicado este indicador. La historia del reciclaje de envases de vidrio en España es una historia de éxito, descúbrela en este vídeo.

 

Los beneficios del vidrio no han caducado con el paso del tiempo, no podemos desperdiciar este precioso recurso, estamos obligados a reciclarlo. Es un gesto sencillo que se pide a los ciudadanos y hosteleros: depositarlo en el contenedor verde más cercano.

Mostrar comentarios (0)