Estás en: ›› ›› ¿Qué podemos hacer contra la obsolescencia programada?

¿Qué podemos hacer contra la obsolescencia programada?

¿Crees que tu teléfono móvil está viejo y deberías cambiarlo? Piénsalo dos veces: Sydney y Rachel Saunders, una pareja de jubilados de Exeter (Reino Unido), buscan un nuevo hogar para su lavadora, horno y secadora que llevan funcionando de forma ininterrumpida desde que se los regalaron en su boda, hace más de 60 años.

obsolescencia programada
Foto de David Hedges para BBC.

En la actualidad, casi cualquier producto tecnológico se reemplaza mucho antes de que llegue al fin de su vida útil. El documental “Comprar, tirar, comprar” de Cosima Daronnitzer, disponible en la web de Radio Televisión Española, puso el dedo en la llaga de la obsolescencia programada. Bajo este término se esconden, en algunos casos, las prácticas ilegales de reducir intencionadamente la vida útil de los productos y así incentivar que los consumidores adquieran otros nuevos. De esta forma, se pone nombre a un hecho que más o menos todos hemos experimentado en primera persona, especialmente el caso de los productos tecnológicos como los teléfonos móviles, donde la tasa de sustitución de los terminales está en torno a los 2 años.

En junio del año pasado, el Parlamento Europeo instó a tomar las medidas oportunas contra este fenómeno, medidas destinadas a favorecer la comercialización de productos hechos para durar. Esta propuesta del Parlamento está en sintonía con la regla de las tres erres (3R), estrategia para desarrollar hábitos de consumo responsable centrada en tres conceptos: reducir nuestra producción de residuos, reutilizar los bienes de consumo para darles una segunda vida útil y reciclar aquellos materiales que ya no puedan ser reparados.

Mientras los legisladores avanzan, en este artículo proponemos una serie de ideas para fomentar la economía circular y dar una vida más larga a algunos objetos cotidianos.

 

Alargascencia, establecimientos donde reparar, intercambiar y prestar

Alargascencia es un proyecto de la ONG ecologista Amigos de la Tierra. Consiste en un directorio de establecimientos en los que se pueden reparar objetos, hacer trueque, alquilar o encontrar productos de segunda mano. De esta forma, se facilita la búsqueda de aquellos comercios, cooperativas o iniciativas cercanas a nuestra casa donde podemos encontrar estos servicios.

alargascencia

Imagen vía Amigos de la Tierra

El éxito de la iniciativa es notable, con apenas dos años de vida ya hay más de 1.400 establecimientos adheridos a esta red, basada en el lema “Consume menos para vivir mejor”.

Repair café, el espacio para los manitas

Repair-cafe9
Ejemplo de Repair Café Madrid, foto vía Espacio Danos Tiempo.

Los Repair Cafés son lugares de libre acceso en los que hay expertos y herramientas para reparar toda clase de objetos: ropa, muebles, aparatos eléctricos y electrónicos, juguetes, bicicletas etc. La idea es que la gente lleve sus objetos rotos y los repare con la ayuda de los expertos, manitas voluntarios, o con otras personas. Todo gira en torno a dos ejes: la colaboración y la reutilización.

La holandesa Martine Postma es la promotora de esta iniciativa, organizadora del primer Repair Café en octubre de 2009 en Amsterdam. Los Repair Cafés ya son todo un movimiento a escala mundial, con más de 1.200 iniciativas a nivel global. En España, podemos encontrarlos en ciudades como Oviedo, Toledo, Madrid y Zaragoza.

Movilízate por la selva

El Instituto Jane Goodall, dentro de su programa de educación ambiental Roots & Shoots, promueve esta campaña para alargar la vida útil de nuestros teléfonos móviles.

bannermovilizate
Foto vía Instituto Jane Goodall

En Movilízate por la selva, los ciudadanos podemos donar nuestro teléfono móvil, independientemente de que funcionen o no, enviándolo a una dirección postal. El proyecto reutiliza aquellos terminales que están en buen estado y recicla los elementos útiles de los que no funcionan. Los ingresos obtenidos se destinan a la financiación proyectos educativos con niñas y niños con dificultades, o conservacionistas como el Centro de Recuperación de Chimpancés de Tchimpounga.

Mostrar comentarios (0)