Estás en: ›› ›› Fake news ambientales: De la Desinformación a la realidad

Fake news ambientales: De la Desinformación a la realidad

fake news ambientales

 

En este artículo te contamos qué son las fake news, cuáles son las principales noticias ambientales falsas, y qué legislación (europea) hay para controlar la desinformación ambiental.

 

Qué son las fake news

 

El concepto de fake news se ha hecho popular, si bien se recomienda sustituir el anglicismo por “noticias falsas o falseadas”. Asimismo, la Real Academia Española de la Lengua (RAE) recuerda que en español ya existían términos para esas mentiras que alguien difunde con algún objetivo, como “bulo” o “paparrucha”. 

Los expertos en comunicación destacan que siempre ha habido noticias falsas, lo que ha cambiado ahora es la facilidad con la que se crean y extienden gracias a la tecnología y las redes sociales. Y relacionado con las fake news, tenemos la post-verdad, que la RAE define como “distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales”. 

 

 

Principales noticias ambientales falsas

Agenda 2030: Algunas noticias falsas aseguran que se trata de un plan oculto para controlarnos, o desinforman sobre sus objetivos, como apunta la web de verificadores (fact-checkers) Newtral. En realidad, se trata de un plan de acción internacional de Naciones Unidas, cuyo objetivo principal es promover la erradicación de la pobreza y favorecer el desarrollo sostenible entre 2016 y 2030. 

 

Cambio Climático:No es real”, “Siempre ha habido cambios climáticos”, “No podemos hacer nada”, “Las medidas propuestas generan pobreza y pérdida de empleo”… Son algunos de los bulos más comunes de negacionistas y obstruccionistas del cambio climático que utilizan Internet para llegar a millones de personas, como vimos en este artículo sobre vídeos de YouTube que son falsos o erróneos.  La propia ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, publicó un vídeo en el que desmentía estas fake news climáticas:

 

 

Chemtrails: Este bulo asegura que las estelas, esas nubes que dejan a su paso los aviones, contienen productos químicos para “fumigar” a la población y causar enfermedades, controlar mentes o cambiar el clima. En realidad, son “cirrus homogenitus”, nubes de hielo que aparecen en ocasiones tras el paso de una aeronave por la condensación del vapor del agua contenido en las emisiones de los motores. Por ello, ha sido desmentido por expertos en numerosas ocasiones, como explica este vídeo de los verificadores de la Agencia EFE:

 

 

Coronavirus y medio ambiente: En su día circularon numerosas noticias falsas al respecto, como comentamos y desmentimos en este artículo.

 

Energías Renovables: Diversas noticias falsas tratan de atacar a estas energías sostenibles, argumentando erróneamente que no pueden ser una alternativa a los combustibles fósiles, o que algunos de sus componentes, como las placas solares, están causando una catástrofe ambiental

 

Movilidad Sostenible: Algunas de las fake news ambientales más comunes son sobre las supuestas explosiones de coches eléctricos, o que son un timo desde el punto de vista ambiental. La web de verificación Maldito Clima publicó un artículo al respecto. 

 

Reciclaje: Uno de los bulos más comunes es el que afirma que los camiones de reciclaje mezclan los residuos y que por tanto no sirve para nada nuestro esfuerzo. Martín Barreiro, meteorólogo de RTVE y colaborador de Ecovidrio, desmiente los mitos del reciclaje de vidrio en este vídeo que muestra cómo funciona la cadena de reciclado

 

 

Terraplanismo: Más gente de la que parece cree en la actualidad que la Tierra es plana, a pesar de los argumentos científicos y de las fotos que han hecho los astronautas a nuestro esférico planeta. Este vídeo del medio de comunicación DW muestra a estos terraplanistas y los argumentos en su contra:

 

 

En definitiva, al igual que con el resto de fake news, es esencial informarse con fuentes rigurosas, y no creerse – ni compartir- lo primero que recibamos, por muy llamativo que sea, sobre todo en redes sociales, donde circulan una gran cantidad de bulos.

desmintiendo bulo ambiental sobre explosión de coches eléctricos

 

¿Hay legislación (europea) para controlar la desinformación ambiental?

Diversas investigaciones sostienen que las políticas públicas pueden reducir las noticias falsas. En este sentido, diversos países han recurrido a leyes contra la desinformación, e incluso algunas normas se han fijado en fenómenos concretos, como los vídeos manipulados (deep-fakes). En Europa, además de por medidas legales, se ha optado también por fomentar la co-responsabilidad de la ciudadanía, proponiendo su alfabetización digital y mediática. 

 

¿Te han llegado estas fake news ambientales alguna vez? ¿Qué has hecho para evitarlas? ¡Cuéntanoslo!

 

Mostrar comentarios (0)