Estás en: ›› ›› 5 dietas ecológicas para estar más sano y salvar el planeta

5 dietas ecológicas para estar más sano y salvar el planeta

Los hábitos de vida saludables y respetuosos con el medio ambiente son cada vez más una opción fundamental para los ciudadanos. Así lo refleja por ejemplo la reciente encuesta Global Consumer Insights Survey 2019 de la consultora PriceWaterhouseCoopers (PwC). Y es que, como recuerda Naciones Unidas, un medio ambiente sano contribuye a una vida sana y gracias a acciones sencillas como reducir el consumo de carne, podemos cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible como el número 12, que recoge la necesidad de una producción y consumo responsables. No es extraño por tanto que aparezcan diversos tipos de dietas que priorizan la salud y la ecología al mismo nivel, como estas cinco que explicamos a continuación.

Bajocarbonianos, para luchar contra el cambio climático

De la misma manera que la huella ecológica mide el impacto de nuestras acciones sobre el medio ambiente, la huella de carbono se centra en nuestras emisiones de dióxido de carbono (CO2) para intentar reducir nuestro impacto en el cambio climático. Los bajocarbonianos consumen por tanto alimentos con una huella baja de carbono, en especial frutas, verduras o legumbres producidas localmente, y evitan en lo posible la carne, el producto alimenticio con la mayor huella de carbono. En varios países se ofrecen etiquetas en los productos que señalan su huella de carbono, para que los consumidores puedan seguir esta dieta bajocarboniana.

huella de carbono - dietas ecológicas

Etiqueta que señala la huella de carbono de un producto.

Imagen vía: Carbon Trust

Flexitarianos, para comer de todo, pero con un menor impacto ambiental

Los flexitarianos basan su modo de alimentarse en una dieta vegetariana, pero de manera puntual pueden comer todo tipo de alimentos de origen animal. De esta manera, pueden seguir una alimentación más variada y equilibrada y no sentirse culpables por si en algún momento tienen que consumir algún tipo de alimento no vegetal. El flexitariano sostenible busca alimentos con el menor impacto ambiental posible, como los que llevan el certificado eco o los productos de proximidad y los alimentos de temporada. Hay incluso quien ha escrito un libro de recetas para llevar una dieta flexitariana: Dawn Jackson Blatner y su obra “The Flexitarian Diet”. 

flexitarianos - dieta flexitariana

Fruta de temporada: Manzana.

Imagen vía: Pixabay

Localtarianos, para consumir productos cerca de casa

Los localtarianos consumen productos elaborados lo más cerca posible de ellos, denominados locales, de kilómetro cero (km0), o de proximidad. De esta manera, los localtarianos reducen el impacto ambiental del transporte internacional de los productos, que ha contribuido a aumentar las emisiones de CO2 o la propagación de especies invasoras.

Además, al consumir productos locales, apoyan la economía local y de las zonas rurales próximas, y contribuyen a conservar la biodiversidad local. Los localtarianos consumen así alimentos de temporada y más saludables, frescos, sabrosos y normalmente más económicos. La dieta localtariana está también relacionada con el movimiento “slow food(comida lenta), en contraposición al “fast food” (comida rápida), que defiende un tipo de alimentación de calidad, saludable, y basada también en productos frescos, de temporada y de Km0.

dieta localtariana

Verduras de un huerto local

Imagen vía: Pixabay

Plasticarianos, para evitar el uso excesivo del plástico

Los plasticarianos reducen el consumo de productos con plástico, básicamente los de usar y tirar, los alimentos que se venden con un sobreempaquetado, las bolsas de plástico, etc. De esta manera contribuyen a luchar contra el impacto ambiental del uso excesivo del plástico, que se está notando de especial manera en los océanos y mares de todo el mundo. Según estimaciones del Foro Económico Mundial, al ritmo actual habrá más plástico que peces en los océanos en 2050.

Resultan especialmente preocupantes los microplásticos, pequeñas partículas plásticas que entran en la cadena alimentaria, ya que los peces los absorben, y llegan hasta nosotros. Los plasticarianos se decantan por usar bolsas de tela o hacer la compra con ‘tuppers’ reutilizables, entre otros ejemplos.

plasticarianos

Jarra de agua de cristal. Imagen vía: Pixabay

Reducetarianos, para reducir el consumo de los alimentos con mayor impacto

El movimiento reducetariano está compuesto por personas que se han comprometido a reducir el consumo de carne -carnes rojas, aves de corral, pescados y mariscos – así como menos productos lácteos y menos huevos, sin importar el grado o la motivación. Sus seguidores siguen así una dieta más saludable y con un menor impacto ambiental. Mientras los flexitarianos consumen primordialmente verduras y vegetales y ocasionalmente consumen carne, los reducetarianos reducen con atención y de forma gradual su consumo de carne respecto a sus propias dietas.

Estos también cuentan con su propio libro de recetas, “The reducetarian cookbook”,editado por Brian Kateman, cofundador y presidente de la Fundación Reducetariana, que trata de extender este tipo de dieta en el mundo.

En definitiva, este tipo de dietas demuestran que es posible llevar una alimentación saludable, consumiendo de manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

¿Y tú, te animas a llevar a la práctica alguna de estas dietas ecológicas y saludables?

Mostrar comentarios (0)