Estás en: ›› ›› La pesca de arrastre, una amenaza para la biodiversidad marina

La pesca de arrastre, una amenaza para la biodiversidad marina

Pesca tradicional. Chica pescando con sedal.

 

La pesca de arrastre está matando nuestros océanos. Esta práctica tiene impactos ambientales brutales, contribuyendo a la disminución de la biodiversidad al capturar colateralmente especies que, al final, no se aprovechan y vuelven muertas o heridas al mar. La falta de selectividad de la pesca de arrastre afecta, también, a las zonas protegidas, incluso en España. Oceana advierte:

«Tres de cada cuatro embarcaciones que practican la pesca de arrastre operan en áreas marinas protegidas en nuestro país»

Mano cogiendo una gamba. Cuidemos la biodiversidad marinaAutor: María Berga Montaner

La pesca de arrastre: múltiples impactos

Y es que la pesca de arrastre, llevada a cabo por barcos arrastreros, se ha erigido como una amenaza creciente para la biodiversidad marina y la salud de los océanos. Esta práctica, que implica el desplazamiento de extensas redes por el fondo marino, supone grandes impactos ambientales. O como lo explica Oceana, organización dedicada al estudio y preservación de mares y océanos:

“La pesca de arrastre supone el desplazamiento de redes actuando como excavadoras que arrasan todo a su paso

A pesar de su eficiencia en la captura masiva de especies de peces, la pesca de arrastre plantea un impacto ecológico significativo, degradando los ecosistemas marinos y afectando especies vulnerables. Y es que, al carecer de selectividad, conlleva la captura incidental de muchas especies marinas, no solo peces, sino corales, algas, plantas, incluso piedras y basura, contribuyendo a la disminución de la biodiversidad marina. Los barcos barren el lecho marino afectándolo negativamente y, con él los ecosistemas circundantes, con unas artes de pesca que pueden sobrepasar los 220 metros de longitud.

 

Puesta de venta con variedad de pescados, incluidas especies protegidas.Autor: María Berga Montaner

Destrucción innecesaria

Este método de pesca destructiva no solo impacta a las especies de fondo marino, sino que también afecta a toda la fauna y flora que vive en ellos y que son esenciales para la salud de los océanos. Por si fuera poco, este tipo de pesca también produce contaminación acústica. ¿Quieres saber más sobre la importancia de conservar los ecosistemas marinos? Puedes consultarlo aquí (Ecosistemas Extremos: Profundidades Marinas). ¡Ah! Y no nos olvidemos, que no solo por los barcos arrastreros está amenazada la biodiversidad marina. El caso de las basuras marinas, especialmente plásticos, son una amenaza que debemos reducir tal como explicamos en este post ¿Qué Podemos Hacer Contra las Basuras Marinas?.

Por cierto, de la pesca de arrastre no se libra ni siquiera las zonas protegidas. En esas áreas hay barcos faenan sin control. Un hecho que se ve agravado especialmente si no existe vigilancia o cuando estos actúan al margen de la ley. Así, los palangres de fondo y de superficie, junto con los trasmallos y las redes de arrastre para pescar, contribuyen a que la merma de especies que se encuentran en peligro de extinción.

 

Captura de pescadores locales en la orilla de la playa

Autor: Oceana

Oceana avisa: se pesca también en zonas protegidas

Tres de cada cuatro embarcaciones que se dedicaron a la pesca de arrastre de fondo en España durante el 2022 realizaron sus operaciones en algún momento dentro de áreas marinas protegidas, según información oficial proporcionada por la Secretaría General de Pesca del Gobierno de España y accesible para Oceana. Así, en total, de las 887 naves especializadas en esta modalidad de pesca en territorio español, 673 llevaron a cabo sus faenas en lugares teóricamente destinados a la conservación ambiental.

En otras palabras, estas embarcaciones utilizaron métodos perjudiciales para los ecosistemas en zonas legalmente establecidas para la preservación de la biodiversidad. A pesar de contar con protección, en teoría, estas áreas carecen de planes de gestión efectivos para garantizar una auténtica protección contra la pesca de arrastre. Además, cuando existen tales planes, a menudo resultan inadecuados.

Silvia García, científica marina de Oceana en Europa, lo explica así:

Estos datos reflejan la cruda realidad de las áreas marinas protegidas en España. Existe la posibilidad de que España esté incumpliendo la ley al permitir la pesca de arrastre en estas zonas»

Y es que, según Oceana, después de analizar los datos ofrecidos por los Sistemas de Seguimiento de Buques, en 2022 las áreas marinas protegidas españolas estuvieron expuestas a, como mínimo, 178.223 horas de pesca de arrastre. Entre otras zonas, destacan el canal de Menorca (Islas Baleares), valles submarinos del Escarpe de Mazarrón (Región de Murcia) y el sistema de cañones submarinos de Avilés (Asturias), entre otras.

 

punto de venta tradicional de pescadores locales Autor: María Berga Montaner

Los retos futuros

Para abordar estos desafíos que plantea la conversación de mares y océanos, es imperativo promover prácticas pesqueras sostenibles, como la pesca artesanal, la pesca en palangre y la acuicultura responsable. La implementación de medidas de conservación marina, la creación de zonas protegidas y la vigilancia de estas áreas son esenciales para mitigar los impactos negativos de la pesca de arrastre. Asimismo, es crucial fomentar la concienciación sobre la importancia de la pesca responsable y establecer regulaciones efectivas que limiten el alcance de la pesca destructiva.

La pesca de arrastre plantea desafíos significativos para la sostenibilidad de los océanos y la biodiversidad marina. Sus efectos ambientales, desde la captura incidental hasta la contaminación acústica, señalan la urgente necesidad de adoptar prácticas pesqueras más sostenibles. La industria pesquera debe avanzar hacia la sostenibilidad, preservando las reservas marinas y promoviendo la conservación marina en zonas protegidas.

Tú también puedes aportar tu granito de arena en la mejora de la biodiversidad. ¡Está en tu mano!

Mostrar comentarios (0)